Dejaría de haber hambre en el mundo si cesaran las guerras

Filed under Noticias

La ONU ha marcado el objetivo de acabar con el hambre en el mundo en 2030. Y es posible poner fin en ese plazo a las hambrunas y la malnutrición debidas a la pobreza y al subdesarrollo, dice David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en una entrevista para Le Monde. Ahora bien, advierte, para alcanzar el objetivo haría falta además que cesaran las guerras.

Fuente: Le Monde

La lucha contra el hambre ha logrado grandes progresos. El número de personas afectadas bajó de 1.000 millones en 1993 a 777 millones en 2016, aunque la población aumentó en casi 1.900 millones en el mismo periodo.

“Pero, por primera vez en mucho tiempo –señala Beasley–, el hambre y la malnutrición aumentan de nuevo: de 777 a 815 millones en un año. Y las víctimas de hambrunas, debidas a conflictos y migraciones forzadas, crecen también: de 80 a 124 millones de personas en un año”. ¿Por qué? La causa principal son las guerras.

El 60% de las personas que padecen hambre viven en zonas de conflicto, adonde se destina el 80% del presupuesto del PMA. “Más de la mitad de la ayuda humanitaria mundial en 2017 fue para cuatro países: Siria, Iraq, Yemen y Sudán del Sur”, todos ellos en guerra.

La otra región más afectada es el Sahel, donde grupos terroristas como Boko Haram y Al Qaeda “utilizan el hambre como medio de reclutamiento, particularmente en las zonas de conflicto y en las afectadas por los cambios climáticos, y en los países pobres”, y también para “provocar aún más olas de emigrantes a Europa, a fin de infiltrarse en ellas”.

“Por eso digo a los dirigentes del mundo con los que me reúno: o detienen las guerras, o nos dan más dinero para combatir las hambrunas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *