El “streaming” se hace con el mando

Filed under Noticias

El año pasado se registró un hito en el cine: el streaming se convirtió en la modalidad de exhibición que más ingresos reportó, adelantando por primera vez a las salas. En la música había ocurrido lo mismo el año anterior.

Fuente: MPAA, IFPI

Según el informe anual de la Motion Picture Association of America (MPAA), en 2018 el vídeo doméstico digital (excluidos discos) supuso unas ventas de 42.600 millones de dólares en todo el mundo (+30%), frente a 41.100 millones de taquilla en los cines (+1%). El fuerte aumento del VOD se debe sobre todo a las suscripciones a servicios online como Netflix, que también por primera vez superaron a la TV por cable en número (613 millones de abonados frente a 556 millones), aunque no en ingresos, porque sus precios son notablemente inferiores. El cable perdió un 2% de suscriptores y el VOD ganó un 27%.

En cambio, los discos (DVD, Blu-ray) bajan: en 2018 sumaron 13.100 millones de dólares, un 14% menos que en 2017.

También en 2018, la TV por Internet sobrepasó ligeramente en suscripciones al satélite, que llevan varios años estancadas en torno a 230 millones.

Los ingresos totales de la industria cinematográfica fueron de 96.800 millones de dólares, un 9% más. La parte correspondiente al VOD es el 44%.

En el mercado de la música, el sorpasso digital se produjo en 2014, pero con las descargas incluidas. Desde 2017, el streaming por sí solo genera más ventas que los discos.

El último informe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) confirma la tendencia. Las ventas de Spotify y demás servicios de streaming aumentaron un 33% en 2018, hasta 8.900 millones de dólares, o sea, cerca de la mitad de los ingresos totales del sector. La subida se debe principalmente a las suscripciones de pago, que han alcanzado los 255 millones en todo el mundo y representan más de tres cuartos de los ingresos por streaming; el resto corresponde a la música online gratuita y financiada con publicidad.

Las descargas, que a principios de la década parecía que desbancarían a los discos, no llegaron a tanto y van a menos. En 2018 registraron su sexto descenso anual consecutivo y se quedaron en 2.300 millones de dólares, un poco por debajo de la mitad de las ventas de discos.

Pese a tales bajadas, los ingresos totales de la industria musical subieron casi un 10% gracias al streaming. Pero los 19.100 millones de dólares de 2018 aún están muy por debajo del máximo histórico de 26.600 millones en 1999, al final de la era del CD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *