Amabilidad y desprendimiento en el amor

Filed under General, Valores

amor-de-madreAmar  es volverse amable,  no  obrar con rudeza, no actuar de modo descortés, no ser duro en el trato. El que realmente quiere detesta hacer sufrir a los demás. La cortesía exige aprender callar en ciertos momentos. Ser amable no es un estilo que uno puede elegir o rechazar si de verdad decimos que queremos a las personas. Como parte de las exigencias irrenunciables del amor, todo ser humano está obligado a ser afable con los que lo rodean.

Cada día, entrar en la vida del otro, incluso cuando forma parte de nuestra vida, pide la delicadeza de una actitud no invasora, que renueve la confianza y el respeto. El amor, cuando es más íntimo y profundo, tanto más exige el respeto de la libertad y la capacidad de esperar que el otro abra la puerta de su corazón.

Esto no es posible cuando reina un pesimismo que destaca defectos y errores ajenos, quizás para compensar los propios complejos. No se trata sólo de tolerarse, sino de querer a la otra persona con sus deficiencias, para unirse en un proyecto común, aunque seamos diferentes. La persona antisocial e inmadura cree que los demás existen para satisfacer sus necesidades, y que cuando lo hacen sólo cumplen con su deber y por ello es incapaz de decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan.

Por otro lado hemos oído muchas veces que para amar a los demás primero hay que amarse a sí mismo pero se olvida que hay que evitar dar prioridad a ese amor a sí mismo como si fuera más noble que el darse por completo a las otras personas. Una cierta prioridad del amor a sí mismo sólo puede entenderse como una condición psicológica, pues quien es incapaz de amarse a sí mismo encuentra dificultades para amar a los demás.

Las madres nos dan el ejemplo a seguir,  son las que más aman y buscan más querer que ser queridas. Por eso, su cariño puede ir más allá de la justicia y desbordarse gratis, sin esperar nada a cambio. La madre da la vida por sus hijos. El desprendimiento de la madre que permite dar gratis y dar hasta el fin es el secreto, el modelo  a seguir en todas las relaciones familiares y de amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.