Amo, luego existo.

Filed under General

Me debo estar haciendo viejo. Ya no veo en los jóvenes ni en la sociedad ese espíritu del 0,7% del PIB para los más necesitados. No veo a los jóvenes ir en masa a las ONGS para ayudar o para buscarse a sí mismos o las dos cosas, porque una cosa lleva a la otra. No, sólo veo querer hacerse rico a costa de los demás.

No es que en mis tiempos el mundo fuera el paraíso de la solidaridad, había mucha política de por medio (no voy a entrar en detalles), pero se respiraba en el ambiente ese amor fraterno de querer cambiar el mundo a mejor. No era sólo cuestión de jóvenes veinteañeros, también había jubilados y gente de mediana edad. Está claro que eran otros tiempos.

Es posible que tenga ya la vista cansada, porque no veo jóvenes, salvo por adhesión a alguna ideología concreta. Gente de mediana edad, poquitos. Y gente que como yo nos vamos haciendo más viejos, también pocos.

Quizá sea que un SMS de 1,20 € para la foto de un niño de África ya nos deja adormecida la conciencia. Quizá sea que no queremos ver nada que nos recuerde que no somos tan guay como creemos, y preferimos que nos entretenga un youtuber o un programa de cotilleo. O a lo mejor hemos sido nosotros mismos los que hemos apagado la llama perdiendo la fe en nuestras ONGS.

Lo que hemos perdido de verdad es la fraternidad, el amor, la caridad. Los pilares de la solidaridad y de la sociedad. Nos queda ser sujetos pasivos de la televisión por cable o de internet. Nos queda criticar todo sin aportar nada. Y eso no tiene nada que ver con la solidaridad.

La solidaridad es ver en el que sufre a un hermano. La solidaridad, si es verdadera y fraterna, debe estar muy por encima de igualitarismos y demagogias sobre la libertad del individuo. Pienso, luego insisto: Ser solidarios es ser uno con los que más lo necesitan.

Amo, luego existo.

Ángel Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.