Chiquillos soldado

Filed under Sociedad, Solidaridad

ninos-y-guerras1“No debemos sonreír ante las tristezas de un niño. Todos los dolores son iguales”, afirma Van Lerberghe.

Amnistía Internacional repite de nuevo una campaña bajo el eslogan; “Niño soldado” “Lo pondrán en primera línea. Y si muere, irán a una escuela a buscar otro. Y después a otro…” “Secuestran a los chiquillos con intención de convertirlos en auténticas máquinas de matar”, afirma Jean-Charles, que realiza su labor solidaria en Guru, al norte de Uganda. Desde hace mas de veinte años, el grupo terrorista del LRA lleva a cabo estos secuestros y sus madres acaban siendo esclavas sexuales de un auténtico ejército infantil.

Más de la mitad de esas criaturas son invisibles. Su nacimiento no consta en los registros y ello les condena a permanecer en un círculo donde no existen derechos, según el Informe del Estado de la Infancia. Al carecer de identidad oficial los coloca en una situación de extrema fragilidad y les hace especialmente vulnerables a la explotación. Uno de cada 13 menores queda huérfano a causa de las guerras y enfermedades que asolan el mundo en desarrollo, en el que la plaga del sida ha dejado sin amparo paterno a 15 millones de niños. “Cada minuto un menor de 15 años muere de sida” según el estudio de Unicef, que cifra en unos 8,4 millones los menores “obligados a la servidumbre por deudas u otras formas de esclavitud, la prostitución o la pornografía”

Por otra parte, en Bolivia cerca del 60% de los aborígenes viven en el umbral de la pobreza y los menores de 17 años son el 45% del país. Más de 300.000 niños de entre 7 y 17 años trabajan 40 horas semanales. En Potosí, 700 chavales descienden cada mañana a las minas. Los pequeños mineros cumplen el mismo horario que los adultos.
 
En la Declaración de los Derechos Humanos del Niño se afirma que: “El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud. Con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño deberá disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.