Esfuerzo personal

Filed under Educación, Solidaridad

esfuerzo-personalHace algún tiempo, a más de un español se le abrieron los ojos de forma desmesurada o puso cara de sorpresa y de incredulidad, al oír al ministro, Sr. Gabilondo, hablar del esfuerzo en el estudio, no como algo beneficioso, sino necesario.

Es que esos mismos españoles, generalmente adultos, y por tanto con experiencia, venían oyendo hablar con insistencia de una pedagogía, basada en la facilidad  y el juego, como  fundamentales para  estudiar y aprender.

Seguro que no pasó por sus cabezas la idea de que lo hiciera con afán de molestar o fastidiar: la misma experiencia les decía que aunque no  fuera “moderno” esforzarse, era necesario hacerlo, no sólo para estudiar, sino para vivir  con responsabilidad y, si era,  posible con éxito la propia vida.  Tan es así, que, o se pone esfuerzo o se sufren las consecuencias de no ponerlo.

A los incrédulos, les puede servir para comprenderlo, fijar la atención en la trayectoria de los deportistas aunque no sean de élite.  Desde el momento en que “apuntan maneras” para  cualquiera de ellos, empieza el entrenamiento, un esfuerzo que ya no cesará:  si no consigue marcas para entrar en competición, para lograrlas; si entra en ella, para rebajarlas y si consigue escalar la cumbre de la clasificación, para aguantar el mayor tiempo posible en ese puesto.  Pues igual en el resto de las actividades.

El que no se puedan marcar objetivos, tan claros como los deportivos, dentro de  las actividades a las que nos dediquemos, no quiere decir que no haya que  hacer esfuerzo para conseguir los propuestos.  Pero no estaremos en condiciones de realizarlo, si previamente no hemos aprendido. 

 Un aprendizaje que  debe comenzar en la infancia y  seguir en la adolescencia y juventud.  Su banco de trabajo es el estudio, que deberá realizar a fondo, con esfuerzo, para conseguir una preparación profesional que merezca ese nombre.  Como  a los deportistas les  conseguirá una mejora personal, lograda a través de algo que, ahora, ni siquiera se nombra: vencimiento personal, sacrificio, soledad y algún pequeño fracaso, sin que falten éxitos y satisfacciones que acrecentarán su ilusión.   

 Ilusión. Es otra faceta espléndida del esfuerzo. La necesitamos. Quizás pocas veces más que ahora.  Da fortaleza, alegría y grandeza de ánimo para, atacar y recorrer el camino, hasta alcanzar la meta propuesta. 

Su  manifestación, es un trabajo eficaz que genera, además de otras cosas,  recursos y facilita la vida… propia y ajena, porque a lo largo del tiempo se aprende a valorar el esfuerzo compartido. 

 Bienvenida sea  la afirmación del Ministro sobre la necesidad de poner esfuerzo. Para  que no quede en simple deseo, tendrá que  romper inercias y propiciar reformas, que requerirán el suyo.  

Todo un  reto, del que todos los españoles nos beneficiaríamos si lo consigue.

2 Responses to Esfuerzo personal

  1. Have you ever ever thought of including extra movies to your blog posts to maintain the readers extra entertained? I imply I simply learn through the entire article of yours and it was quite good however since I am extra of a visual learner,I discovered that to be extra helpful well let me know the way it turns out! I really like what you guys are always up too. Such clever work and reporting! Keep up the nice works guys I’ve added you guys to my blogroll. It is a great article thanks for sharing this informative information.. I’ll visit your blog repeatedly for some newest post. Anyway, in my language, there are not a lot good source like this.

  2. Muy guapo el blog.Me acabo de suscribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.