Isabel, reina de virtudes y talentos

Filed under General, Solidaridad


Artículo de Emilio Montero Herrero

El próximo 26 de noviembre se cumple el 516 aniversario de la muerte de Isabel la Católica, sin duda uno de los personajes clave para conocer no sólo la historia de España, sino la universal.

Isabel la Católica, proclamada Reina de Castilla el 13 de diciembre de 1474, en la iglesia de San Miguel de Segovia, es la artífice, sin lugar a dudas, de la gesta más grande jamás contada, como es el descubrimiento y evangelización del inmenso continente americano; portentosa obra en la que tuvo mucho que ver su profunda Fe de creyente y su amor a la iglesia, que se expresa en su testamento y codicilo, firmado en Medina del Campo el 23 de noviembre de 1504, tres días antes de su fallecimiento.

Numerosos historiadores consideran a la Reina Isabel como la precursora de los Derechos Humanos, por su empeño en defender la igualdad de sus súbditos del Nuevo Mundo con los de Europa. Dio tanta gloria a Dios y a su iglesia que muchos se preguntan cómo es posible que no esté aún en los altares.

La Causa de Beatificación de la reina Isabel I de Castilla comenzó en 1958 en la Archidiócesis de Valladolid siguiendo las normas de la Iglesia, que indican que estas causas deben iniciarse en la diócesis donde se produjo el fallecimiento.

Estuvo a punto de ser beatificada por San Juan Pablo II en el año 1991, pero se paralizó el proceso. Los motivos que se alegaron para ello fueron los que encontramos en la leyenda negra entorno a la reina. Sin embargo está más que demostrado que no deja de ser eso, una leyenda oscura cuya intención no es otra que distorsionar la Historia España.

La leyenda negra está cargada de envidias y mentiras. Si no se conoce la verdad, si no se acude a las fuentes correctas y si no se analizan y estudian los hechos en los tiempos que ocurrieron, el resultado es la injusticia histórica y lo que es peor intentar, sin escrúpulos, reescribir la historia. Son tiempos más que nunca necesarios para conocer las verdades desnudas y dejar atrás mitos, leyendas negras, mentiras y populismos. Quienes desconocen las verdades de nuestro pasado histórico son frágiles y vulnerables a las manipulaciones.

Disponemos de numerosos documentos para formarnos un juicio lo más fiable posible. Escritos de los propios misioneros que convivieron con los nativos de las indias de América durante años, libros de investigadores especializados en la Reina Isabel la Católica, así como del descubrimiento de América o el testamento de la propia Reina con relación a las medidas a llevar a cabo hacia los indígenas.

Los estudiosos de esta gran figura afirman que sus decisiones políticas estaban marcadas profundamente por su fe, y esto le llevó a impulsar la evangelización en las nuevas tierras descubiertas: las Américas. Su único afán era evangelizarles para que pudieran conocer el camino hacia la vida eterna y vivir libres y felices, así como la defensa de los derechos humanos de los nativos.

También es sabido que el trato con los judíos en la España del S.XV era respetuoso por parte de la corona española, los cuales gozaban de un permiso de residencia. Llegado el momento de reunificar los reinos de España, propusieron a los judíos que no se quisieran convertir al catolicismo que, o bien se tenían que ir, o dejarían de gozar del permiso de residencia. Para ello les concedió un periodo. ¿Fueron entonces expulsados? Como vemos, técnicamente, no. Sin olvidar que antes había sido una medida implantada en todos los Reinos de la época. Su motivación fue la paz de sus reinos así como preservar la fe católica. No fue, por lo tanto, una decisión racista o antisemita.

En cuanto a la inquisición conviene aclarar que no fue una inquisición española. Fue una inquisición general en Europa en los siguientes países: Francia, Italia, Alemania, Inglaterra, Bohemia, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, España y Portugal, en orden cronológico. Cada país usó la inquisición para desarrollar y avanzar sus agendas internas fuesen religiosas, políticas, económicas, o de cualquier otra naturaleza según sus propósitos y necesidades. Cuando la inquisición se introdujo en España por la reina Isabel, su propósito fue para unir España como una nación totalmente católica.

Ahora algunas cosas pueden ser chocantes. Para salir de dudas es imprescindible analizar su obra desde la óptica del tiempo histórico que le tocó en suerte. Se debe juzgar dentro de un periodo histórico, no se debe juzgar bajo las necesidades y condiciones del presente.

Últimamente el Papa Francisco ha manifestado su respaldo a la canonización de Isabel I, y ha pedido a los obispos españoles que reactiven la causa de beatificación. Esperemos que el proceso llegue a buen puerto y se confirme la santidad de esta mujer única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.