La anestesia no evita que el feto sienta dolor durante el aborto

Filed under General, Noticias

Las medidas que se toman durante la intervención son ”insuficientes” para que no sufra, según un estudio. La sensibilidad aumenta a partir de la semana 16. El feto en el vientre de su madre no es inmune ni ajeno a las técnicas abortivas. Un estudio de la organización estadounidense sin ánimo de lucro Family Research Council demuestra que el bebé puede experimentar ”un dolor intenso y prolongado” si éste ha alcanzado madurez neurológica.

Fuente: La Gaceta.es

Según indican, los agentes anestésicos que se administran habitualmente a la madre en el proceso del aborto son ”insuficientes” para que el feto no sienta dolor. Tampoco una sedación mayor solucionaría el problema, ya que una anestesia fetal podría comprometer seriamente la salud de la madre.

El estudio sostiene que, antes de la muerte del feto durante el aborto, éste es sometido a un profundo dolor. Las conclusiones que se extraen del informe son el resultado de una ”investigación clínica sustancial y refleja una práctica médica aceptada por neurólogos, pediatras y anestesistas”.

La sensación de dolor se incrementa en los fetos con más de 16 semanas de crecimiento. Esto se debe a que, según indica esta entidad basándose en las investigaciones de varios científicos, los bebés ya han desarrollado plenamente su actividad eléctrica cerebral, iniciada a la octava semana de gestación. Por eso, hay expertos incluso que indican que es precisamente a partir de este periodo cuando el feto sufre más durante el aborto.

Estructura cerebral
La psicóloga experta en asuntos prenatales, Vivette Glover, sostiene que si niños afectados de hidranencefalia, una malformación por la que los hemisferios cerebrales están ausentes, son capaces de responder a estímulos, el feto humano también puede ser “consciente y capaz de sentir dolor” una vez que las estructuras del cerebro han tomado forma.

Sin embargo, la organización aclara que una de las grandes incertidumbres en torno al sufrimiento de feto es la naturaleza del dolor en sí mismo. Una publicación de 2005 en el The Journal of the American Medical Association considera el dolor de los bebés antes de nacer como “la presencia de la conciencia que permite el reconocimiento de un estímulo como desagradable”. Aún así, todavía no hay una evidencia científica que aclare a qué tiempo de gestación exacto un feto puede sufrir durante el aborto.

Ante estas teorías, la organización Family Research Council sostiene que “la justicia y la compasión nos obliga a actuar ante el sufrimiento del bebé abortado”. Esta opinión también la comparte el profesor en medicina prenatal Kyrpos Nicolaides, quien señaló en la Comisión Británica de Investigación sobre la sensibilidad fetal que hay que ser precavidos, ya que el feto es capaz de experimentar dolor antes de los tres meses de gestación.

“En vista de esta gama de opiniones, nos vemos obligados a trabajar con precaución en el tratamiento del niño que está por nacer”, sostiene el presidente de esta organización, Tony Perkins. También, recalca que es importante poner atención tanto a las técnicas invasivas de los médicos como a “la circunstancia injusta del aborto”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.