Pattie Mallette se negó a abortar a su hijo Justin Bieber

Filed under Familia, General, Valores

“Yo sólo sabía que no podía. Yo sólo sabía que tenía que conservarlo y hacer las cosas lo mejor que pudiera. No sabía cómo iba a hacerlo, pero lo que sí sabía es que no podía, que no podía abortar. Tenía que dar lo mejor de mí misma. Tenía que ver qué hacer. Y estaba dispuesta a hacer lo que hiciera falta”.

Y a base de esfuerzo demostró que era capaz de sacarlo adelante. Pero antes de eso, vino el parto. Pattie dice que la primera vez que oyó llorar a Justin Bieber, le pareció que era música lo que oía: “Sé que parece una locura, pero sonaba como si estuviese cantando. ¡De verdad! ¡Oh, Dios mío, era tan precioso, tan increíble!”.

Un entusiasmo que comparten ahora muchas de sus seguidoras, gracias a la valentía que mostró hace unos diecinueve años, ante las dificultades de la vida y frente a soluciones fáciles como abortar. Pattie Mallette, madre de Justin Bieber, tuvo una juventud difícil y cargada de problemas, como la depresión que sufrió por haber sido víctima de abuso sexual y que casi la condujo al suicidio por la ‘vergüenza y culpa que sentía’.

En su libro ‘Nowhere But Up: The Story of Justin Bieber’s Mom’, Pattie Mallette también cuenta cómo esta situación la llevó a la drogadicción y al alcohol, hasta que todo cambió cuando quedó embarazada. Pese a que no quedaba bien ser madre soltera, fue alentada a abortar, de alguna manera Pattie Mallette no lo tomó como una alternativa: ‘Solo sabía no debía hacerlo (abortar). Simplemente sabía que tenía que conservarlo (su bebé)’. ‘No tenía ni idea de cómo iba a hacerlo, pero solo sabía que no podía abortar”. “Tenía que dar lo mejor de mí. Estaba determinada a hacer lo que fuera necesario’, manifestó Pattie Mallette.

Por otra parte, Estados Unidos ha registrado casi 50 millones de abortos desde que la Suprema Corte legalizara esta práctica en 1973, y las estadísticas apuntan a que el 35% de las estadounidenses habrán interrumpido voluntariamente un embarazo (un asesinato) antes de tener 45 años. El 26% de los abortos que se han producido en estos casi 40 años correspondieron a mujeres afroamericanas, quienes son cuatro veces más propensas a interrumpir su embarazo que el resto de las estadounidenses, según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

“Una sociedad abortista se hace inhóspita. Con el tiempo, reinará la tiranía y la arbitrariedad en todos los ambientes. Es como una enfermedad infecciosa que se contagia”, afirmó Jutta Burggraf, profesora de la Universidad de Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.