Praxis actual

Filed under General, Valores

verdad_libertadNo hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta que en nuestro tiempo la opinión de la gente se puede manipular con bastante facilidad.

Ese proceso manipulador funciona más o menos de la siguiente forma: como se supone que en democracia se ha de desarrollar la expresión de la voluntad del pueblo, algunos influyen sobre ella para que se piense como les conviene. Si al desarrollar este proceso entran en contradicción, no se preocupan, influyen en el sentido necesario para que no se note.

La educación les ayuda a dar cierta permanencia al dominio que ejercen, y así estar todavía más cómodos. Tampoco les interesa que nadie se rompa las meninges, así que no exigen demasiado. Intentan tener contentos hasta a los niños. Y como el que hace la ley hace la trampa, la aprovechan para actuar como les resulte más conveniente. Por otra parte, los problemas de fondo los hacen parecer una simple expresión de exageraciones interesadas, y los sustituyen por cuestiones que suenan a importantes, pero de las que nadie sabe nada ni les interesa. El resultado final de esta praxis es que, por desgracia,  termina por ser una dormidera.

A pesar de todo, no debemos perder la esperanza de que aparezca la palabra verdadera, auténtica, despojada de la falsedad hecha costumbre, de la mentira hecha cotidianeidad, de las falsas apariencias, de las estupideces a conciencia, de los mítines que producen vergüenza ajena, de los problemas creados artificialmente para provocar contenidos o tapar problemas que no convienen.

Debemos caer en la cuenta de que poco a poco nos hemos sumergido en la falsedad, en una contaminación de lo auténtico y en un desprecio a aquello que realmente vale la pena. Pero, sobre todo, debemos esperar que la gente de reconocida calidad moral e intelectual se dé cuenta de que están siendo ignorados y de que los necesitamos urgentemente para acabar con la mediocridad que nos rodea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.