Respeto a la vida humana

Filed under General, Solidaridad

La palabra vida puede tener varias connotaciones o acepciones. Hablamos de vida biológica para designar un cuerpo viviente, capaz de realizar las diversas funciones vitales: nutrición, metabolismo, crecimiento, reproducción. Hablamos de vida cultural para referimos al desarrollo y percepción de valores, quizás preferentemente estéticos. Hablamos de vida social para apuntar a los diversos modos de relación que son inherentes al hombre que existe en un grupo o comunidad. Hablamos de vida intelectual cuando queremos indicar la actividad cognoscitiva que supera el nivel puramente sensorial, ejercitando la reflexión acerca de los diversos problemas que enfrenta el hombre. Hablamos de vida moral cuando nos referirnos a la actividad humana en cuanto está o no de acuerdo con su deber ser.

Esta connotación es muy vecina a la de vida espiritual, en la que el ángulo del juicio está en aquel tipo de vitalidad, conocimiento y acción, que supera el nivel puramente instintivo o animal. Así pues, cuando la palabra vida forma parte de nuestras expresiones, es preciso preguntarse de qué vida se está hablando. Falta por señalar un significado del concepto vida que es el mas importante y que es englobante de todos los demás, y es el concepto de vida eterna a la que está destinado el ser humano.

Así como hace un siglo la clase obrera estaba oprimida en sus derechos fundamentales y se tomó su defensa con gran valentía, proclamando los derechos sacrosantos de la persona del trabajador, así ahora, cuando otra clase de personas está oprimida en su derecho fundamental a la vida y se quiere introducir la eutanasia sentimos  el deber de dar voz, con la misma valentía, a quien no tiene voz. En los centros de cuidados paliativos ningún enfermo terminal pide que se elimine su vida pues la medicina paliativa hace desaparecer la mayor parte de sus dolores y sufrimiento, al tiempo que se acompaña a las familias, generando un clima de paz y serenidad  en ese duro trance.

Muerte digna no es aplicar al anciano o terminal una inyección letal que acabe con su vida, sino permitirle prepararse a bien morir, rodeado del cariño de sus seres queridos y de las necesarias ayudas médicas, psicológicas  y espirituales.

Las cuestiones del respeto a la vida – por ejemplo, el aborto, la experimentación con embriones y la eutanasia -, son la nueva frontera de la cuestión social de nuestro mundo aparentemente  civilizado.  «Todo delito contra la vida es un atentado contra la paz, especialmente si hace mella en la conducta del pueblo. En cambio, donde los derechos del hombre son profesados realmente y reconocidos y defendidos públicamente, la paz se convierte en la atmósfera alegre y operante de la convivencia social» 

En los momento actuales debemos seguir insistiendo en el derecho sagrado e inviolable de la vida del niño no nacido aún, del anciano o del enfermo grave. En efecto, la vida humana es «un bien indivisible». «Por tanto, se trata de hacerse cargo de toda la vida y de la vida de todos. Más aún, se trata de llegar a las raíces mismas de la vida y del amor»

Del mismo modo que en el centro de la economía no debe estar el capital, sino la persona y su trabajo, así también la solidaridad tiene que ser la regla de las relaciones sociales. Por ello es obligación grave del estado español financiar unidades de cuidados paliativos en todos los grandes hospitales pues actualmente sólo un 60% de los ciudadanos tienen acceso a esta medicina paliativa. La eutanasia es sin duda el procedimiento más barato para el caso de los enfermos terminales y por tanto el sistema con un criterio más capitalista. 

Desde la concepción hasta el fin natural de su vida, el ser humano tiene que ser acogido y respetado como persona. Por tanto, «se deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida» y sobre todo en las situaciones de fragilidad y debilidad, cuando, indefenso y amenazado, necesita la ayuda de todos». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.