Treinta años de la caída de un macabro muro.

Filed under General, Solidaridad

Hoy se cumplen 30 años de la caída del muro de Berlín, una fecha para recordar no sólo el hecho que se celebra, sino también para ser conscientes de que hoy día subsisten regímenes poscomunistas semejantes al que lo construyó.

En nuestros días, la propaganda comunista, e incluso la socialista, dan a entender puesto que no reniegan de ello, que tras la caída del Muro, las conquistas de la socialdemocracia se han producido gracias al régimen bolchevique soviético.

Sin embargo sucedió exactamente al revés. Sólo cuando se produjo la evolución de la socialdemocracia en los países más avanzados como Alemania, Francia o Gran Bretaña, mediante su integración en las democrácias parlamentarias, con valores opuestos a los comunistas y por tanto su presencia social en todas las instituciones de la democracia liberal, desde la prensa a la educación, además del ámbito tradicional del sindicato;  sólo entonces, generó grandes avances en las condiciones de trabajo de la naciente sociedad industrial: derechos sociales, jornadas más breves, limitación del trabajo infantil, dignificación del trabajo femenino, mutualidades y seguros de enfermedad y retiro, y más importante acaso: la conciencia de que las masas campesinas que llegaban a las grandes ciudades debían beneficiarse del aumento del nivel de vida que su esfuerzo propiciará.

Otro aspecto muy negativo de la ideología comunista y de los regímenes que todavía subsisten es el hecho de que, tras la caída del Muro, los regímenes comunistas pactaron con los radicales islamistas. Es evidente la estrecha alianza del poscomunismo de Castro y Chávez con el Irán de los ayatolás. Su enemigo es el mismo: Occidente, es decir, el capitalismo, el liberalismo y la democracia. Hoy es el arma que utilizan y con la que creen los comunistas que, tras destruir el corrupto Occidente, reconducirán la sociedad bajo su mentirosa y macabra ensoñación política.

A pesar de las evidencias históricas sobre su daño colosal a la sociedad, el comunismo es protegido por los medios de comunicación y aunque se citan sus “excesos”, se hace con sordina, mientras que se denuncia, casi en exclusiva las matanzas del nazismo a la vez que se ensalzan los gestos antifascistas y antifranquistas. Hay un objetivo claro desde Stalin hasta hoy: ocultar el terror comunista.

Hoy sabemos, a ciencia cierta, despues de la apertura de los archivos del KGB y la confesión oficial rusa, de la existencia de más de cien millones de personas que fueron víctimas del sistema político instaurado por Lenin. Por esa razón es bueno que nos hagamos la siguiente pregunta…¿cuántas películas se han hecho sobre el comunismo y cuántas se han seguido haciendo sobre el nazismo?

Existe un dominio casi aplastante en los medios de comunicación de ideas que legitiman todo lo que provenga de las ideologías emparentadas con el régimen que construyó el muro de Berlín, especialmente en España. De este modo sólo es democrático lo que estos conversos demócratas defienden y propugnan, ya sea la ideología de género o las consignas del nuevo feminismo radical, engendrado fundamentalmente por el actual populismo bolchevique.

Pero la libertad individual e interior de la persona sigue siendo el gran artífice de la regeneración de la sociedad, mediante la defensa y promoción de la valores liberales y del humanismo crsitiano que han hecho posible el progreso de la sociedad occidental. Por ello mañana 10 de noviembre de 2019, en que celebramos elecciones generales en España, nadie nos podrá privar de manifestar nuestra preferencia respecto al modelo de sociead que deseamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.