Un niño de tres mujeres no tiene madre

Filed under Noticias

La naturaleza sigue teniendo que ver con la paternidad. En Nueva Jersey (Estados Unidos), un matrimonio decidió tener un hijo por inseminación artificial. Así, mientras que el padre proporcionó el semen, una donante puso el óvulo y una tercera mujer alquiló su útero. La esposa del padre quiso asegurarse el papel de madre después del parto, por lo que ella y su marido hicieron firmar a la donante de óvulos y la arrendadora del útero un documento por el que renunciaban a cualquier derecho a la maternidad.

FUENTE:  ACEPRENSA

El problema se produjo al descubrir que la ley de Nueva Jersey establece que el adulto que se declare padre o madre de un niño, debe tener un vínculo “físico” u “orgánico” con él, y si no, tiene que solicitar la adopción. Sin embargo, la mujer del padre biológico, la que no puso el óvulo ni el útero, se niega a realizar los trámites de adopción, pues alega que el niño es genéticamente el hijo de su marido. Pero el estado de Nueva Jersey no quiere admitir una excepción a la ley en vigor, para no crear un peligroso antecedente.

Según los abogados del estado, permitir a la esposa del padre declararse la madre del niño sería injusto respecto a muchas parejas que tienen que someterse a los trámites de la adopción. La pareja recurrió a los tribunales, y en última instancia, el asunto quedó en empate. Tres jueces de la Corte Suprema de Nueva Jersey votaron a favor de ella, y tres, en contra. A falta de acuerdo entre ellos, queda en pie la sentencia de la Corte de Apelaciones, que negó reconocer como madre del niño a la esposa del padre.

Es uno de esas situaciones curiosas que de vez en cuando brindan las técnicas de reproducción asistida. Según el viejo principio jurídico romano, puede ser dudoso quién es el padre, pero la madre siempre es cierta; en este caso, sucede justo lo contrario. No estaría de más volver a plantear la importancia de no separar lo que la naturaleza ha unido, porque en Nueva Jersey hay un niño de tres mujeres diferentes, sin una madre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.